08 octubre, 2013

Mi mayor ambición es estar entre tus brazos

Trato de no echar a volar la imaginación, las ilusiones que llevan impregnado tu olor. No quiero caerme desde lo más alto pues será peor que si fallo desde la altura de tus tobillos. Pero no puedo reprimirlo, no puedo quitarme estas ansias de tenerte. No haces más que estar presente en cada momento, en cada reflexión. Porque quiero escalar tu cuerpo, poner mi bandera en la cima de tus pensamientos mientras recorro tus curvas una a una. Inspeccionándolas, analizándolas, haciéndolas tan mías como tuyas. Retenerte en mis brazos, en mi pecho. Ponerte a salvo de todo aquel que ose perturbar tu tranquilidad. Necesito ser parte de tus días, de tus noches. Compartir anhelos, desesperaciones, alegrías y todo a la vez. Porque quiero que cada mañana al despertar lo primero que sientas sea mi presencia y realizar con cariño, con sigilo, a escondidas, el recorrido a besos desde tu cuello hasta tus dulces labios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario